¿Que parámetros se deben de medir en un análisis físico-químico de aceite de transformadores?

En un análisis físico-químico del aceite de transformadores, se deben medir varios parámetros importantes para evaluar la calidad del aceite y detectar posibles problemas en el transformador. Algunos de los parámetros más comunes que se miden en el análisis físico-químico del aceite de transformadores son:

Contenido de agua: la presencia de agua en el aceite puede reducir su aislamiento dieléctrico y acelerar la degradación del aceite y del transformador. Se mide por Karl Fischer.

Contenido de gas: la presencia de gases disueltos, como el oxígeno, el nitrógeno y el dióxido de carbono, puede indicar la degradación del aceite y la posible presencia de problemas en el transformador. Se mide por cromatografía de gases.

Punto de inflamación: el punto de inflamación indica la temperatura a la cual el aceite se inflama en presencia de una llama o chispa. Un punto de inflamación bajo puede indicar que el aceite está contaminado con sustancias inflamables. Se mide por vaso cerrado.

Indice de acidez: la acidez del aceite puede indicar la presencia de productos de degradación del aceite o la presencia de contaminantes ácidos. Se mide por titulación.

Índice de basicidad: la basicidad del aceite puede indicar la presencia de productos de degradación básicos o la presencia de contaminantes básicos. Se mide por titulación.

Color: el color del aceite puede indicar la presencia de impurezas, la degradación del aceite o la presencia de contaminantes. Se mide por comparación con una escala de color.

Viscosidad: la viscosidad del aceite puede indicar su capacidad para lubricar y enfriar el transformador. Se mide por viscosímetro.

Contenido de PCBs: los bifenilos policlorados (PCBs) son sustancias tóxicas y persistentes que se encuentran en algunos aceites de transformadores antiguos. Su presencia puede indicar la necesidad de reemplazar el aceite o el transformador. Se mide por cromatografía de gases.